Cuentos historias e histerias

No one told you when to run ...
time. Pink Floyd

El enigma de los ojos negros. 
Los ojos oscuros no delatan su interior, es su alma la que delata el interior de esos ojos 
Reflejan todo a su alrededor como un bruñido espejo de onix.
Los ojos tan oscuros terminan cuando el alma se va del cuerpo. un ojo azul sigue siendo un ojo azul, un ojo negro no parece mas que una piedra en el agua sin nada que hable por ellos.
Los ojos negros son el alma que los contiene…
 Adios, querido Gabo, te voy a extrañar.
Besando soles
Drink Me…
I Burn my shadow…
hedonismo.
 (Del gr. ἡδονή, placer, e -ismo).
  1. m. Doctrina que proclama el placer como fin supremo de la vida.

hedonismo.

(Del gr. ἡδονή, placer, e -ismo).

1. m. Doctrina que proclama el placer como fin supremo de la vida.

Cienaga Grande de Santa Marta.

Fotografía analógica.

"Un corazón es tal vez algo sucio, pertenece a las tablas de anatomía   y al mostrador del carnicero. Yo prefiero tu cuerpo"
Marguerite Yourcenar.

Adoré muchos ídolos de carne y barro fui su fiel seguidora en la guerra muriendo  mil veces en la batalla.

De tanto subir y volver a bajar de los infiernos de las pasiones no me quedó si no un alma muy aruñada  llena de laberintos y puertas tapiadas. Sé perfectamente lo que se gana  con las pasiones: arena en los ojos y barro en el cuerpo.

Hice esta foto en Barranquilla, en la fotomaratón… para mi un corazón expuesto fue algo recurrente en mi imaginario artístico, sin embargo al aplicar la lógica y la anatomía efectivamente el origen de los sentimientos no está si no en el cerebro, entonces por que esa punzada bestial e inconfesable en el pecho justo encima del corazón cuando estamos desolados y perdidos?  caí en cuenta esta mañana,  en mi ultima vez  de desolación, por primera vez  sentí  ese malestar patológico, era como estar enferma o que me apuñalaran muchas veces seguidas en ese lugar, justo encima del corazón  cuando algún recuerdo me tomaba desprevenida…  Una amiga sufre de mal de amores, no ve la hora en que se pase el dolor, su marido se fue dejándola con una niña hermosa en su haber. Aprendió a ser madre por ese amor que le tuvo a ese hombre, que fue su instrumento en la certeza de una búsqueda más sublime. Confiesa que le duele el corazón… y lo recordé. Esa punzada verdaderamente existe, ese dolor indescriptible no se inventa y está justificado en cada uno de esos tatuajes viles en la carne ajena de corazones atravesados por un puñal.

 

 

"Un corazón es tal vez algo sucio, pertenece a las tablas de anatomía   y al mostrador del carnicero. Yo prefiero tu cuerpo"

Marguerite Yourcenar.

Adoré muchos ídolos de carne y barro fui su fiel seguidora en la guerra muriendo  mil veces en la batalla.

De tanto subir y volver a bajar de los infiernos de las pasiones no me quedó si no un alma muy aruñada  llena de laberintos y puertas tapiadas. Sé perfectamente lo que se gana  con las pasiones: arena en los ojos y barro en el cuerpo.

Hice esta foto en Barranquilla, en la fotomaratón… para mi un corazón expuesto fue algo recurrente en mi imaginario artístico, sin embargo al aplicar la lógica y la anatomía efectivamente el origen de los sentimientos no está si no en el cerebro, entonces por que esa punzada bestial e inconfesable en el pecho justo encima del corazón cuando estamos desolados y perdidos?  caí en cuenta esta mañana,  en mi ultima vez  de desolación, por primera vez  sentí  ese malestar patológico, era como estar enferma o que me apuñalaran muchas veces seguidas en ese lugar, justo encima del corazón  cuando algún recuerdo me tomaba desprevenida…  Una amiga sufre de mal de amores, no ve la hora en que se pase el dolor, su marido se fue dejándola con una niña hermosa en su haber. Aprendió a ser madre por ese amor que le tuvo a ese hombre, que fue su instrumento en la certeza de una búsqueda más sublime. Confiesa que le duele el corazón… y lo recordé. Esa punzada verdaderamente existe, ese dolor indescriptible no se inventa y está justificado en cada uno de esos tatuajes viles en la carne ajena de corazones atravesados por un puñal.

 

 


El jardín de las Hespérides (Fragmento)
Sobre Eritia…
Un día ella muere en el jardín, no fue su culpa … convertida en árbol ya no corre, ni respira, por sus venas corre savia y no sangre y su corazón ya no late.